¿Por qué vivir en Ensenada Junto a la playa?

Si tu doctor no te lo ha dicho, a continuación te explicamos tres beneficios que brinda para la salud el vivir al lado del mar.

Vivir cerca del océano nos brinda la oportunidad de consumir pescados y marisco más fresco y además de las propiedades nutricionales, el océano brinda una variedad de otros elementos beneficiosos para la salud de los que puede beneficiarse. Si estás dudando en irte a vivir a Ensenada porque es muy caro vivir cerca de la playa entonces no conoces lo barato y fácil de vivir en contenedores en Ensenada personalizados a tu gusto

Agua de mar para el bienestar

El sonido de las olas altera los patrones de onda en el cerebro arrullando a un estado profundamente relajado. Relajarse de esta manera puede ayudar a rejuvenecer la mente y el cuerpo.

Además, flotar en el agua significa que la sangre se desvía alrededor de nuestras extremidades inferiores y se bombea hacia nuestra región abdominal, la parte del cuerpo cerca del corazón, porque ya no estamos de pie. La sangre fresca que se bombea alrededor del cuerpo aporta más oxígeno a nuestro cerebro, lo que nos hace estar más alertas y activos.

Aire fresco para dormir

Si alguna vez se ha preguntado por qué dormimos más profundamente después de pasar el día en la playa, es por el aire del mar. El aire marino está cargado con iones negativos saludables que aceleran nuestra capacidad de absorber oxígeno. Los iones negativos también equilibran los niveles de seratonina, un cuerpo químico relacionado con el estado de ánimo y el estrés. Por eso, después de unas vacaciones, se siente más alerta, relajado y lleno de energía.

Sol para sentirse bien y las condiciones de la piel
Cuando estamos tumbados en la playa, el calor del sol afecta nuestro sistema endocrino, la parte de nuestro cuerpo que segrega endorfinas, los químicos naturales en nuestro cuerpo diseñados para hacernos sentir relajados y menos estresados.

Y, una cierta cantidad de sol puede ser bueno para algunas afecciones de la piel, como la psoriasis, una enfermedad crónica de la piel en la que se forman escamosas patagotas rosadas en los codos, las rodillas y el cuero cabelludo.

La radiación ultravioleta es un tratamiento común para este problema de la piel. Esto se debe a que una pequeña cantidad de radiación ultravioleta proveniente de los rayos del sol ayuda a secar la piel, por lo que se desprende y permite que se produzca la cicatrización.

El agua de mar es buena para los casos de dermatitis (una erupción cutánea alérgica, a menudo causada por el contacto con productos químicos domésticos).

Luego, los investigadores analizaron los efectos de los compuestos individuales en el agua de mar y dijeron que dos de ellos – la sal y el cloruro de potasio son los principales curadores. Ellos sellan la piel dañada y le permiten repararla.

Los investigadores también afirman que bañarse en agua de mar aumenta la elasticidad de la piel y mejora su apariencia externa.